domingo, 24 de julio de 2016

Días sueltos

                                           Día 9


Me encuentras por la casa y dejas orillada, olvidada, cambiada, como cromos, como el como preciado, el escaso, el que cambias por el otro buscado que tú ahora tienes dos veces porque tuviste la suerte de encontrarlo, como a mí cuando me encuentras por la casa, en el pasíllo. 

Y entonces me cambias por mí misma, en un afán de encontrar a otra que ya tenías y justificar tu certeza.
Y yo a veces no llego a apreciarte, a celebrar contigo que me estabas buscando y que me has vuelto a encontrar. Y es que siempre estoy distraída y sorda.Y a veces sucede muy rápido, en el rincón de bañera, en el cuartito de la caldera, en algún rincón, por ejemplo.

domingo, 10 de julio de 2016

día 8

The light of London
The grass of England 
And this unique way to grow up
As a tree
As a head
like a massive head without body

sábado, 9 de julio de 2016

Poema incompleto
















Bienaventuradas nosotras que comemos en mesa de madera.

Bienaventurada tú que me cantas al oído en la mañana.

Bienaventurado el sueño, que me roba, de ti, en la noche, sin miedo.

Bienaventurada la noche que siempre nos guarda.

Bienaventurada la cama, el sol que es siempre escaso y el balcón del paraíso.

Bienaventurada el agua que cayó y la caída y la por caer, bienaventurada la lluvia y las lágrimas que limpian tus escaras.

Bienaventurada tú, que me amas y me abrazas.

Y Bienaventurado tu amor siempre bienvenido.

Bienaventurados los días, que pasamos.

Bienaventurado el presente, y el pretérito perfecto, también el imperfecto, por qué no
y bienaventurado el futuro o mejor no, porque este es solo sueño y los sueños, no somos nosotras.

Bienaventurada en mis brazos y en mi fuente y en mis días, los que me queden, porque te los estoy brindando

Bien aventurada tú como también lo soy yo y juguemos despiertas a imaginar las horas.

jueves, 7 de julio de 2016

día 6
















huecos

               hu e


                

c   os.
           .
             .

viernes, 1 de julio de 2016



día 5





Anoche me encontraste perdida entre el balcón y nuestra cama, y me recogiste sonriendo.




día 4

la mujer disuelta en la nube el pecho desmadejado la piel maloliente y el sueño Dormir y dormir y dormir hasta el insomnio hasta el pan remojado en sal y en terrones de olvido y la mancha que se derrumba por las huellas de tus huesos cuando cruzas el pasillo camino a la escalera yo quiero acompañarte pero no puedo y tampoco hablo porque la boca se ha secado después que tú pusiste semillas a puñados y aprieto y me desbrozo en el camino de mis huesos y me retuerzo los labios para mojarte por dentro para regarte y que florezcas Besarte Cerrarte entre mis labios lentamente sentir la espina la espiga y dolor del cuchillito en primavera

MUDA





martes, 28 de junio de 2016

día 3

He recogido las semillas salvajes, las de la malahierba, las de arrancarse y arrojarse y descartarse. Las que recogimos del campo del solsticio.

Has empujado las semillas en mi boca, mi boca que te ama. Has cargado mi boca de semillas, me has mudado, callado, sellado. 
Sellada de semillas, de espigas que se agarran a mi traquea. Para que calle, para que calle, y no derrame. 

Te recuerdo, escupiéndome en la ducha, mi piel desnuda y enramada y cubierta de jabón. 

Tú eras boca y yo, solo frotaba, frotaba, frotaba hasta llegar a la escara, y me mordía por dentro.